• slidebg3

    TURISMO

  • Fiestas y Tradiciones
  • Traje tradicional

El Traje tradicional Menés en los Siglos XVIII- XIX


Traje de hombre


  • Chaqueta: Del mismo paño que el calzón. Con corte goyesco, más bien corta, recta, cuello y solapas en pico, muy grandes y pespunteadas. La manga pegada y larga. Botones iguales a los del chaleco pero más grandes. Bolsillos plastones y forrado solamente el cuerpo.
  • Chaleco: De bayeta negro, abrochado con botones metálicos y forrado con lino vigoré, ajustado a la trasera con dos tiras, ojeteros de hilo (nunca metálicos) y cordón.
  • Camisa: de grueso lino, larga hasta las rodillas, con aberturas laterales, abierta hasta el canesú, con cuello de tira ancha recogiendo el vuelo con plieguecillos y abrochada con botones de hilo. Las mangas anchas, con una pieza (cuchillo) bajo el brazo con el fin de dar comodidad y forma a la manga, rematada con un puño no muy ancho.
  • Calzón: De burato marrón a juego con la chaqueta. Este llega hasta la rodilla, con aberturas laterales que se ciñen con un puño y atan con botón de metal. La parte superior es abierta y abotonada a ambos lados reforzada con lino vigoré. En uno de los lados hay un bolsillo recto.
  • Ajustador: Faja negra con la misión de sujetador, abrigar y guardar la petaca y el dinero.
  • Medias: caseras de pura lana de oveja y tejidas a mano.
  • Calzado: Almadreñas.

 

Traje de mujer:


  • Pañuelos: de lino natural, más fino que el de las camisas, bastante amplios, cortados al hilo y rematados a bainica ciega. Uno se utiliza para cubrir la cabeza y el otro se pone al cuello.
  • Jubón: del mismo paño que la falda, corto, recto y abierto por delante, orlada con bayeta negra, adorno que se repite en los puños de una manga recta y pegada. Al igual que en el hombre sólo va forrado el cuerpo, no las mangas, con lino vigoré.
  • Justillo o insera: prenda interior a modo de sujetador, realizado en bayeta negra y forrada con lino vigoré. Sin mangas y atado con cordones.
  • Camisa: de grueso lino, larga hasta las rodillas, con mangas muy amplias que recogen el vuelo en unos pliegues en la copa y en el puño, que se ata con un botón de hilo y presilla. Abierta hasta el canesú y se abrocha simplemente en el cuello, que es una pequeña tira al bies con dos botones a modo de gemelos.
  • Guardapiés: falda de estameña larga, con mucho vuelo, repartido en tablitas alrededor de la cintura. Con una alforza como único adorno, que a su vez sirve para armar más el vuelo.
  • Mandil: delantal del mismo fieltro que el justillo, un poco más corto que la falda, con mucho vuelo, recogido en una tabla central y pliegues a ambos lados, cubriendo la delantera totalmente.
  • Medias: al igual que las del hombre son totalmente artesanales.
  • Calzado: almadreñas.