Exposición Blas de Lezo

Datos del evento

  • Capilla del Convento de Santa Ana
  • 10 de Septiembre de 2022 - 25 de Septiembre de 2022
¡Compártelo!

 

La muestra, promovida por el Ministerio de Defensa, está dedicada a la figura histórica de Blas de Lezo, uno de los marinos más importantes de la historia naval española

 

Del 10 al 25 de septiembre, la capilla de Santa Ana de Villasana acogerá esta interesante exposición de carácter histórico, organizada por la Subdelegación de Defensa en Burgos y el Ayuntamiento del Valle de Mena.

 

La muestra está constituida por 26 paneles y un audiovisual que permiten al visitante conocer los episodios más destacados del devenir vital y profesional de Blas de Lezo, así como el contexto histórico y bélico en el que se desarrolló su carrera como militar de alto rango perteneciente a la Armada española del siglo XVIII.

 

Así mismo, el viernes, 9 de septiembre, a las 19:00 horas, tendrá lugar la CONFERENCIA INAUGURAL de la exposición, que será impartida por el Coronel de Infantería de Marina, D. José Cánovas García, asesor del Instituto de Historia y Cultura Naval. La charla se celebrará en el Salón de Plenos del Ayuntamiento del Valle de Mena y el acceso a la misma será libre hasta completar aforo. Tras la conferencia, se visitará la exposición dedicada a Blas de Lezo, instalada en la capilla de Sta. Ana de Villasana.

 

A partir del sábado, 10 de septiembre, la citada exposición podrá visitarse de forma gratuita en la capilla de Sta. Ana de Villasana en el siguiente horario:

 

-          Martes, miércoles, viernes y sábados: 17:00 - 19:00 horas.

-          Domingos: 12:00 - 14:00 horas.

-          Cerrada: lunes y jueves.

 

ALGUNOS APUNTES SOBRE LA FIGURA DE BLAS DE LEZO

 

Blas de Lezo nació el 3 de febrero de 1689 en Pasajes de San Pedro (Guipúzcoa). Ingresó en la Marina con 15 años y pronto destacó por su coraje y valor en la Guerra de Sucesión, donde se forjará como militar, participando en los principales episodios del conflicto: la batalla de Vélez-Málaga (1704), el socorro a las ciudades de Palermo y Peñíscola, y los sitios de Barcelona (1706 y 1714) y Tolón (1707). Su capacidad estratégica y valía militar le llevaron a alcanzar, a la temprana edad de 23 años, el grado de capitán de navío.

 

Su arrojo y entrega en la batalla hicieron que, con tan solo 25 años, las heridas de guerra recibidas en distintos combates le causaran la pérdida de un ojo y una pierna, así como la falta de movilidad de un brazo, de ahí el nada gratificante apodo de “mediohombre”.

 

Destinado en la escuadra del Mar del Sur, luchó contra la piratería en las costas de Chile y Perú, así como en la defensa de los territorios ultramarinos. En 1734 ascendió al grado de teniente general, la más alta graduación de la Armada española.

 

Hombre de máxima confianza del secretario de Estado, José Patiño, en 1736 asumió la defensa de Cartagena de Indias, considerada la llave de Indias y la plaza clave para mantener el dominio español en América. Será allí donde demuestre sus dotes de estratega y protagonice su mayor hazaña militar en la batalla de Cartagena de Indias de 1741, en la que, con tan solo seis navíos de guerra y no más de 3.200 hombres, defendió con gran arrojo e inteligencia esta plaza española frente al ataque de la flota inglesa, ocho veces superior en barcos de guerra y casi diez veces mayor en número de combatientes, a la que causó la mayor derrota de su historia.

Pese a la crucial intervención de Blas de Lezo en este glorioso triunfo, su enfrentamiento con el virrey Sebastián de Eslava le llevó a ser apartado y depuesto al frente de la escuadra de Cartagena de Indias, muriendo poco después, en septiembre de 1741, siendo enterrado en una tumba de emplazamiento desconocido, sin los honores y el reconocimiento merecido por todos los éxitos obtenidos en combate y los años de entrega al servicio del Imperio Español.

 

Colombia le recuerda como un héroe y la Armada española honra en la actualidad su memoria con el nombre de un navío, la fragata Blas de Lezo, que participa en labores de defensa, vigilancia y escolta en distintos escenarios oceánicos y marítimos del mundo, portando consigo el nombre del valeroso marino que, pese a la grave discapacidad que le causaron las heridas de guerra, permaneció invicto a lo largo de toda su brillante carrera militar y demostró tener la entereza y el valor de un hombre extraordinario.

 

Para los más pequeños, rtve produjo hace algunos años un didáctico vídeo sobre Blas de Lezo que puede consultarse en este enlace https://www.rtve.es/infantil/serie/lunnis/video/lunnis-leyenda-blas-lezo/3846860/